Puerto Plata, RD.- Ante la llegada de la de la embarcación que llegó al puerto de Taíno Bay en Puerto Plata, y que reportó casos positivos a COVID-19, a los que no se le permitió descender del barco, el Ministerio de Salud Pública y la Autoridad Portuaria Dominicana garantizaron la aplicación de los protocolos sanitarios.

El director provincial de Salud de Puerto Plata, Jhonny Tavárez Capellán, expuso que la naviera un día antes, a través de una declaración sanitaria reportó 134 miembros de la tripulación y 12 pasajeros afectados por el virus.

“En el caso de hoy nosotros hemos permitido que los cruceristas libres de COVID-19 bajen porque el porcentaje está por debajo del 1,5% en cuanto a los huéspedes, sin embargo, en esta embarcación los tripulantes, los que trabajan y dan servicios deben permanecer a bordo porque no cumplen con los requisitos que nosotros como autoridad sanitaria exigimos”, expresó Tavárez Capellán.

La embarcación MSC Sea View procedente de Barbados, y que atracó en el referido fondeadero arribó al país a las 7:30 de la mañana con 980 pasajeros y 1,335 tripulantes.

“Cuando hay un crucerista afectado hay un protocolo interno en las embarcaciones donde se confinan, apartados de los demás cruceristas y se les hace un monitoreo periódico; dicho reporte debe presentarse en una declaración sanitaria que se requiere antes de atracar en el puerto” aseguró el director provincial de salud en Puerto Plata.

Salud Pública en coordinación con ITM GROUP y Portuaria realizaron este viernes un muestreo de pruebas rápidas a más de 55 cruceristas de los 825 que optaron por descender de la barca; decisión que fue tomada en cumplimiento con el Protocolo Nacional de Gestión de Riesgo de Salud frente a COVID de cruceros, el cual versa que se realizarán pruebas antigénicas de forma aleatoria a los pasajeros en un rango de un 3% a 10%.

En torno a la información de que 17 cruceristas requirieron desembarque para retornar a sus hogares por vía aérea, se confirmó que no llegaron a abandonar la embarcación y su solicitud fue negada por la Autoridad Portuaria Dominicana, el Ministerio de Salud Pública, el Ministerio de Turismo y la Dirección General de Migración, debido a que se estableció que todo pasajero que arribó en dicho crucero debía retornar por la misma vía y no podría quedarse en territorio dominicano ni utilizar otra medio de transporte.

Alrededor de las 03:43 de la tarde, la embarcación MSC Sea View zarpó desde la Novia del Atlántico con ruta hacia Tórtola en Islas Vírgenes.